Inicio
Dedicatoria
Agradecimientos
Proyecto
Personal

Dirección y Presentación

Equipo Técnico
Programa (Descarga)
Manuales

Silvestre Bermejo Bermejo



Cargo en EXNA:
Locutor

Realización EXNA:
Locución de la voz de Tio Silvestre, sus chascarrillos y sus comentarios.

Cualificación Profesional:
Agricultor

Especialidad:


Organismo:


Departamento:


Cargo:

Presentación:
Nació en Guijo de Santa Bárbara (Cáceres) el 26 de marzo de 1916. Ya desde pequeño se vio tocado por la fortuna, pues tras contraer el “garrotillo” y estar al borde de la muerte, logró salvarse gracias a la generalización del tratamiento que tuvo lugar en el mismo año. Desde siempre le atrajo el mundo de la cultura, donde se acercó siempre con testaruda voluntad, a pesar de las condiciones sociales que le rodearon y que le imposibilitaban continuamente su disfrute.

No obstante, los pocos meses que asistió fortuitamente a la escuela, y el tiempo que quedó bajo el amparo de un tío cura que tuvo, le permitieron aprender a leer, escribir y conocer Historia y múltiples historias, cantares y chascarillos del lugar, que nunca olvidaría y que contó incansablemente a sus hijos y nietos. Tras la temprana muerte de este mentor, por la infestación fatal de las heridas infligidas por la costumbre, habitual en él, de la penitencia con cilicio, su vida transcurrió por otros senderos, alejados ya de este entorno.

A sus 20 años le tocó vivir el horror de la Guerra Civil, a la que sobrevivió, y de la que aprendió fundamentalmente que “no había cosa más mala en este mundo” y “que nada justificaba que tuviera que repetirse”.

Un día conoció a Angelines, su esposa fiel, y juntos se aventuraron hacia las Vegas del Guadiana, donde se instalaron a orillas del río, en el Término Municipal de Don Benito. Su conocimiento de agricultor le sirvió para sustentarse el resto de su vida y sacar adelante a sus seis hijos, cuatro de los cuales migraron a Cataluña.

En esta “huerta del abuelo” contó Historia a sus hijos, les leyó y comentó cuanto documento, libro o periódico caía en sus manos, con el afán de que aprendieran y se cultivaran. Fue en este ambiente, en el que, del mismo modo, transmitió y dejó en sus nietos, dejes imborrables de su forma de hablar y contar, de sus expresiones e incluso, con su característico carácter jovial y teatral, la memoria de las leyendas e historias “del pueblo”, fábulas e incluso narraciones de legendarias batallas de la España Imperial.

Es una mínima parte de este tesoro humano, el que no hemos querido que pase desapercibido para todos aquellos que quieran disfrutar de él a través de “Extremadura al Natural”. Principalmente por cuanto que es ya hoy, su obra póstuma.

Finalmente, por la rotación en el cuidado que de él tenían todos sus hijos, murió en Tarragona el 23 de septiembre de 2005.




Consejería de Educación - Junta de Extremadura